16 mar. 2017

Reseña #455- Nada

Título: Nada 
Autor:Carmen Laforet 
Número de páginas: 304
Editorial: Austral














Sinopsis oficial 
"Andrea llega a Barcelona para estudiar Letras. Sus ilusiones chocan, inmediatamente, con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en casa de su abuela. Andrea relata el contraste entre este sórdido microcosmos familiar —poblado de seres extraños y apasionantes— y la frágil cordialidad de sus relaciones universitarias, centradas en la bella y luminosa Ena. Finalmente los dos mundos convergen en un diálogo dramático."

Nada es uno de esos clásicos que me habría gustado leer cuando iba al instituto. Nos cuenta la historia de Andrea, que se muda de su pueblo a Barcelona, a casa de su abuela, durante la posguerra. Ella espera encontrar un ambiente moderno, tiene buenos recuerdos de cuando pasaba vacaciones allí y todo era fantástico, pero al llegar la realidad le golpea en la cara. La casa está vieja, no hay dinero, su abuela es una anciana adorable, pero peculiar, sus tíos están locos, su tía no la deja hacer nada sola y el resto de personajes que habitan la casa no hace más que aumentar la peculiaridad del hogar.

Andrea es un personaje poco carismático, es una chica normal, de la que se ríen en la facultad porque parece que anda perdida por el mundo. Además, se avergüenza de su familia, le repele su tío Román, músico y buscavidas, su tía Angustias la controla al extremo y su tío Juan pega a su mujer, Gloria. Ella no quiere que la gente sepa que vive con esa clase de gente, ella misma no quiere vivir con ellos, pero no le queda otra. A veces parece que empieza a cogerles cierto cariño, pero siempre acaba pasando algo que hace vuelva a sentir asco por todo aquello.
Su vida empieza a cambiar cuando una compañera de clase, Ena, se acerca a ella para hacerse su amiga. Ena es de familia adinerada, ha vivido fuera de España y nunca podría entender la situación de Andrea, así que se lo oculta. Andrea disimula, quitándose dinero de comer para llevar unas flores a la madre de Ena o para comprar bombones y, al final, eso de no comer le pasará factura.

Ena es un personaje que durante todo el libro me parecía odioso. Es una chica caprichosa, que sólo quiere enamorar a hombres por el placer de sentir que van detrás de ella, aunque ellos no le interesen en lo más mínimo. Es interesada y parece que no da un paso sin analizar todo al dedillo. Aunque, tengo que decir, que al final del libro mi idea sobre Ena cambia bastante, pero en la mayor parte de él...no la soportaba. No me gustaba como trataba a Andrea.
También tengo que decir que es que Andrea no tiene sal, le falta algo, vive en la desidia total. El mundo de su casa en la calle Aribau la envuelve por completo y es incapaz de disfrutar prácticamente de nada. Aunque claro, habría que vernos a cualquiera viviendo allí.

Por otra parte está la familia de Andrea, odiosos la mayoría. Ramón es mezquino, es un hombre calculador y manipulador que hace con todo el mundo lo que quiere. Juan es bipolar, un día le pega una paliza a su mujer y al día siguiente sólo siente amor por ella, pero en general...es odioso también. Es que es muy díficil empatizar con ellos, son tristes y oscuros y nunca sabes qué harán la siguiente vez. Sin embargo, Gloria, la mujer de Juan, me ha gustado. Es cierto, que no comparto muchas de las cosas que hace, pero es la más normal, junto con la abuela, y hace lo que sea por ayudar. A veces es egoísta también, pero actúa creyendo en que hace lo mejor. La abuela, simplemente, es pura bondad.

He disfrutado de la lectura de este libro porque la forma en la que está escrito te mete de lleno en esa casa, puedes sentir la angustia de Andrea, imaginar a la perfección el lugar e incluso el olor de ese sitio.
Es un relato oscuro, crudo, de una época en la que mucha gente en España sufría las consecuencias de la guerra, había pobreza, delincuencia... El cómo son los personajes de la novela viene directamente de ahí, de su pasado, de las cosas que intentan hacer para intentar sobrellevar sus vidas ahora. No debe ser fácil.
En algunos detalles me ha recordado un poco a La familia de Pascual Duarte, quizá por esa extravagancia, esas disputas entre la familia, la crudeza y la violencia con la que se tratan entre ellos. Sientes pena por Andrea, quieres ayudarla, sacarla de allí, pero a la vez quieres ver de qué es capaz, cuál será su próximo paso.
Había muchos momentos en los que no entendía las cosas que hacía, la forma en la que derrocha, prefiriendo pasar hambre sólo por aparentar.

El final me ha gustado, creo que cierra bien la historia y, después de mantenerte toda la lectura con el ceño fruncido y el corazón encogido, es al final cuando por fin puedes relajarte y sonreír.

En resumen, es una lectura interesante, que no se hace nada pesada, al revés, ha conseguido engancharme y hacerme leer sin parar. Ese toque oscuro, de violencia y tristeza retrata muy bien la época en la que se desarrolla y, realmente, da pena pensar que tiene algo de autobiográfico.

Puntuación: 3,5/5 cupcakes




                                                     







4 comentarios:

  1. Hola! No conocía este libro pero la verdad es que no termina de llamarme mucho la atención así que por ahora no creo que me anime con él. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No es mi tipo de lectura pero me alegra que te haya gustado :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Buena resena aunque solo leyendo la sinopsis no me llama mucho la atencion, que tengas un buen dia.

    http://elegant-e.blogspot.com/
    https://www.instagram.com/
    https://twitter.com/Elegant_e_blog

    ResponderEliminar
  4. Lo leí hace algunos años y la verdad es que es una lectura que me gustó perro pudo ser mejor.

    ResponderEliminar