13 jun. 2017

Reseña #478 - Mi mundo a los 20

Título: Mi mundo a los 20
Autor: Cristina Bermúdez
Número de páginas:230
Editorial: Red Apple Ediciones
Ficha: Aquí




¡Gracias a la editorial por el ejemplar!







Sinopsis oficial
"Adriana busca a su príncipe azul, con tan mala suerte que siempre cambian de color. Tras varios intentos frustrados, conoce a un singular candidato. ¿Será su verdadero príncipe azul o con el paso del tiempo empezará a desteñir?
Cristian le ofrece diversión, locas noches de amor y nada más.
¿Se conformará Adriana con un sucedáneo de novio? O ¿buscará un nuevo aspirante a príncipe?"
 Adriana es una tía de 20 años que trabaja de recepcionista en una clínica y cuya vida se resume en trabajar y salir de fiesta. Ah, bueno, e ir de compras. Estando de fiesta conoce a Cristian, el camarero de un bar y amigo de uno de los médicos de la clínica dónde trabaja. Cristian es el típico tío de casi 30 años, pero con miedo al compromiso. Y ya os podéis imaginar el resto.

La verdad es que es una historia muy ligera de leer, yo me fulminé el libro en una noche y, aunque tiene muchas cosas que no me gustaron, disfruté de su lectura. Además, creo que el final no se nada predecible, sobre todo llegado a cierto punto porque la historia puede tirar perfectamente por dos lados. 

Adriana es un personaje que he odiado, es una tía un tanto insoportable y creída. En un capítulo explica cómo ella y sus hermanos fueron unos niños mimados y la verdad es que sigue así. A veces hace cosas que no se entienden sólo por quedar por encima, pero cosas absurdas, que son para hostiarla. Es una de esas protagonistas que me saca mucho de mis casillas. Pero, una cosa buena que tiene, es que no es una ameba, es decir, tiene amor propio, no se convierte en algo que no quiere sólo por estar con un tío porque piensa que igual es que ella merece más que eso. 
Que sí, que la caga muchas veces, pero me gusta su actitud de no ser una arrastrada que se desvive por un tío ni la típica que acepta cualquier cosa.

En cuanto a los secundarios... la mayoría son igual de insoportables que Adriana, aunque a veces hacen cosas que tienes que aplaudir. Especialmente Carola y su novio, que parecen al principio dos personajes sin importancia, pero al final tienen un papel importante. Luego están Guille y Elena, que no pegan nada en la historia, Juan, que es el típico amigo gay que tienen la mitad de protagonistas y que está lleno de topicazos y Clara, que es quizá la que está más unida a Adri, pero que es bastante tonta también. Luego está Cristian que mira, que lo compre quien lo entienda porque no se profundiza nada en él, no consigo captarlo y parece un personaje de relleno. Y, por otra parte está Matías que es como el tío perfecto, el hombre ideal.

En cuanto a la historia, parece predecible, y en su mayoría lo es, pero la verdad es que engancha y, como dije antes, llega un momento en el que no sabes realmente qué va a pasar. Y la verdad es que me ha gustado porque no sé si esperaba del todo que acabara así. 
Además, siempre pasan cosas y hay líos de pareja y tal que hacen que enganche.
Lo peor del libro es que da la sensación de haber mucho relleno. Es un libro muy corto, pero se narran situaciones o se introducen personajes que no aportan nada a la historia, como puede ser Guille. Luego, de personajes importantes como Cristian es que no se sabe nada, no cuentan nada sobre él, ni sabemos cómo es más allá de su físico y de que no quiere comprometerse. No sé, le falta un buen desarrollo, que empatices con él, que entiendas por qué hace las cosas que hace. Con los amigos de Adri pasa igual, de algunos se cuentan cosas que no interesan para nada, incluso hay un capítulo de Carola que bueno, sin más, y de otros sólo sabes cosas superficiales. Además, hay escenas y momentos que se cuentan que no aportan nada a la hisoria, están por estar. Creo que con unos cuantos arreglos en cuanto a la trama,a la organización y al desarrollo podría ser una novela mucho mejor. 
No me ha gustado nada el final tampoco porque acaba así, zas, sin más. No sé, parece el fin de un capítulo y no el fin de la historia. Es como si coges, estás escribiendo y de repente dices: vale, aquí paro. Ahora que ya he resulto tal, paro. Y no, falta ahí algo, falta un final más desarrollado. 
En resumen, es un libro que no está mal, pero que podría ser mejor. Engancha y está bien que la protagonista sea una tía que no se ciegue por el tío. Además, creo que toma decisiones más o menos acertadas y hace bien en no arrastrarse nunca. Es un libro cortito, que se dsifruta como lectura rápida en estos días de verano.
Puntuación: 2,5/5 cupcakes 

                                        






1 comentario:

  1. Hola! No conocía este libro pero no es nada de mi estilo y no me llama la atención así que lo dejo pasar. Gracias por tu sincera reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar