19 abr. 2017

A Debate #82 - Libros que nos transportan

 

¡Nuevo debate! Quería exponer un poco mi opinión sobre esos libros que nos transportan a ciertos momentos de nuestras vidas y ver qué opináis.

 
Este debate me ha venido a la cabeza a raíz de las últimas lecturas que he hecho.Hay momentos en lo que estaba leyendo alguna escena y de me venían a la cabeza momentos que yo misma he vivido, y empezaba a perderme en los recuerdos a la vez que leía.

Un ejemplo ha sido en Firmado, Abril, cuando leía sobre sus vacaciones de verano no podía evitar pensar en mis vacaciones cuando era pequeña, mis primos venían, había niños nuevos en la playa y siempre se creaba algún grupillo para jugar. Además, pasaba muchas tardes en la plazoleta jugando con otros niños, comentando con mis amigas quién nos gustaba, empezar el colegio y volver a ver a todos, esperar que hubiera gente nueva, etc. La verdad es que me causaba mucha nostalgia e, inconscientemente, eso hacía que me gustara mucho más la historia, porque sentía que yo he vivido parte de eso también. 

También me ha pasado esto al leer Tan solo un segundo, en el que los protagonistas son patinadores sobre hielo. A mí es un deporte que ve gusta mucho y me ha hecho recordar cuando era pequeña y mi hermana y yo veíamos todos los campeonatos que ponían en la tv, y luego iba con mis patines de ruedas a la calle y me creía patinadora. Además, pusieron una pista de hielo algunos inviernos y bueno, yo lo flipaba. No sabía hacer nada, pero el sólo hecho de saber patinas sobre hielo, de poder hacerlo y poder ir rápido y dar vueltas... me hacía sentirme como un auténtica patinadora. Y el sentimiento que transmite el libro por este deporte me ha hecho recordar muchas cosas.



Otro tipo de cosas que me transportan son las relaciones amorosas, pero esto quizá es lo más común. Hay muchos libros en los que las relaciones de los protagonistas me recuerdan exageradamente a cosas que he vivido yo, y eso me hace transportarme a aquellos momentos y recordar todo, a veces para bien, y otras veces para mal. Pero a mí es una cosa que me gusta, me gusta estar leyendo y que la historia haga volar a mi cabeza a ciertos momentos de mi vida. En cierto modo me hace meterme más en la historia.

No sé vostros qué pensáis, si os pasa o si os gusta que os pase esto, porque mucha gente que conozco no quiere que un libro le haga pensar en su vida, sino que le distraiga de ella. Y a ver, a mí eso me gusta también, pero cuando pasa esto me gusta que pase. Quiero que los libros me lleven a dónde necesite.



¿Qué opináis? ¿Os gusta que los libros os transporten a momentos de vuestra vida? ¿Lo 
 odiáis? ¡Contadme!

3 comentarios:

  1. Para mí si un libro no me transporta a cualquier sitio, ya sea de mi vida o no, lo considero una pérdida de tiempo. Coincido en todo lo que dices, y te diré más. Los libros que me obligaban a leer en la escuela (y que odiaba o directamente o leía) me traen buenos recuerdos, precisamente de eso, por estar allí otra vez, con 12 o 14 años, leyendo resúmenes o compartiendo opiniones en el pasillo antes del examen, y que algunos se inventaban el argumento para engañarte... jejeje. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hay libros con los que pierdo la noción del tiempo y solo se que pasa cuando el cuerpo pide ir al servicio jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola, Sargow:

    Tenía pendiente comentar en esta entrada desde hace semanas y ya hoy por fin vengo a hacerlo (la falta de tiempo es horrible >.<)

    Me ha parecido una propuesta de debate interesante porque sí, a veces, cuando leemos determinadas historias, estas nos llegan más que otras porque nos recuerdan a algo que nosotros mismos hemos vivido. Por eso nos identificamos más con X personaje, por ejemplo.

    Tengo curiosidad por los dos libros que has mencionado como ejemplos, aunque me llama más "Tan solo un segundo". Por todas las reseñas que es leído, debe de estar genial porque todos lo ponen por las nubes. Y el tema del patinaje... llama, llama.

    Ahora mismo no caigo en un libro que haya leído que me haya transportado de esa manera que comentas a algún lugar de mi infancia, pero haberlo lo hay. Seguro ;)

    ¡Gracias por la reflexión!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar